¿Que teme Arabia Saudí?

Resultado de imagen para Saudi Arabia westernization

Recientemente, el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio (MEMRI) publicó un informe sobre un video del gobierno saudita que etiqueta la homosexualidad, el feminismo, el ateísmo y la occidentalización como “ideas extremistas”.

Después de eso, el video fue eliminado porque recibió varias críticas. El video fue publicado el 8 de noviembre de 2019 por el departamento general de lucha contra el extremismo, que forma parte de la Presidencia de Seguridad del Estado.

Etiquetar el feminismo como una idea extremista, permite en el régimen arrestar y encarcelar a todo tipo de activistas por los derechos de las mujeres en el reino. El video fue publicado en Twitter, fue alabado por algunos, pero rápidamente criticado por otros.

Según MEMRI, la creciente preocupación por las críticas que se propagan fuera de las fronteras sauditas y llegan a la audiencia occidental, provocó el distanciamiento del gobierno y el vídeo salió de circulación.

Después de cuatro días, hubo una declaración oficial del gobierno que decía que ese vídeo “contenía muchos errores en su definición de extremismo”.

Esta no es la primera vez que el gobierno saudita muestra hostilidad a la cultura occidental.

En 2016, hubo un proyecto del Ministerio de Educación de Arabia Saudita en el que “vacunarían” contra la occidentalización, el liberalismo, el secularismo y el ateísmo. Los medios sauditas junto con algunos ciudadanos criticaron este proyecto.

Estos dos casos muestran las siguientes conclusiones:

Hay un creciente sentimiento de simpatía por el estilo de vida occidental y sus libertades y derechos civiles entre los ciudadanos sauditas. Un ejemplo de esto es el hecho de que muchos periodistas, intelectuales y blogueros en esa sociedad buscan una normalización de las relaciones diplomáticas con Israel y elogian la civilización occidental.

Eso ha producido una respuesta ambivalente por parte del gobierno. El primero es adoptar algunas reformas para el blanqueo del régimen, especialmente incitado por el príncipe Mohammed bin Salman, como permitir que las mujeres voten en las elecciones municipales, la reducción de la influencia de la policía religiosa y la diversificación de la economía.

Pero como no todo lo que brilla es oro, de otra manera, el gobierno de Arabia Saudita sigue reprimiendo a los activistas de derechos humanos, financiando el islam militante en Occidente, apoyando a los yihadistas en las guerras de Siria y Yemen, e incitando un sentimiento antioccidental entre los niños.

En resumen, las autoridades sauditas temen que el régimen se desestabilice o incluso caiga, cuando los sauditas se dan cuenta del abuso de la teocracia, y el mundo occidental se da cuenta de lo oprimidos que están los liberales sauditas y sus intentos por ser escuchados en todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s