La pesadilla china

Resultado de imagen para chinese dictatorship

Las constantes protestas en Hong Kong, la persecución de minorías religiosas como cristianos y musulmanes uigures y la guerra comercial contra Estados Unidos, son signos de la ya conocida tradición totalitaria en China desde 1949, cuando surgió el comunismo allí.

El régimen de Mao Zedung se caracterizó por dos políticas terribles: Revolución cultural y El gran salto adelante. Además, el gobierno maoísta fue responsable de un conteo de muertes de 50-70 millones de personas. La Revolución Cultural fue dirigida contra varios elementos de la antigua civilización china, como la ciudad de Lhassa, donde los monjes budistas fueron asesinados u obligados a destruir su patrimonio histórico. Y también fue un blanco contra algunos tipos de occidentalización en la cultura pop (que de todos modos llegó más tarde con Xiaoping).

El Gran Salto Adelante (que consistió en un intento tonto de convertir a China en una gran potencia agraria) provocó una gran hambruna en la que murieron de hambre al menos 30 millones de chinos. (Y eso, sin contar las crisis ambientales causadas por las autoridades).

No conforme con esos horrores, en 1989, ocurrió la masacre de la Plaza Tiananmen, cuando los tanques mataron a manifestantes que apoyaban la democracia liberal, en un contexto donde los regímenes comunistas de Europa del Este cayeron una vez que la URSS se debilitó.

Hoy China sigue siendo una pesadilla.

Varias organizaciones de derechos humanos como Freedom House y UN Watch han criticado la terrible situación de falta de derechos civiles y libertades en el país. Además de los temas ya discutidos, en China también son comunes los abortos forzados, el control forzado de la población y un imperialismo agresivo.

Las protestas en favor de la democracia en Hong Kong y los líderes arrestados por las autoridades chinas son un ejemplo de eso, o la ocupación china del Tíbet (¿Dónde están los activistas del BDS cuando los necesitamos?). Y las amenazas a Taiwán (un país libre) están presentes.

La persecución religiosa también es común. Según Open Doors USA, China está en “alto nivel de persecución” contra cristianos, encarcelando pastores y cerrando iglesias. Y por otro lado, hay persecución contra los musulmanes uigures en las provincias del noroeste donde se ven obligados a comer carne de cerdo y beber alcohol. (Aquí un informe de la BBC sobre los campos de “reeducación” de China).

China también tiene un aumento de la vigilancia digital (como si su falta de libertad de internet no fuera suficiente), lo que podría recordar en la novela de Orwell de 1984. Además, tiene una militarización creciente según Gordon Chang del Instituto Gatestone.

Aunque muchos países occidentales han denunciado en la ONU estos malos tratos, algunos podrían culpar a todo, excepto a la propia China. Es hora de pensar en cómo lidiar con un totalitarismo potencialmente poderoso del siglo XXI que debe ser derrotado (para bien de todos, incluido el pueblo chino).

Historia oculta del intervencionismo cubano

Resultado de imagen para intervenciones militares cubanas
Tanque cubano en Angola.

El estado socialista de tipo marxista-leninista que es Cuba, así como sus partidarios en el extranjero, siempre se han llenado la boca con discursos anti-imperialistas y favoreciendo la “no intervención”. Sin embargo, muchos socialistas caviar militantes desconocen un aspecto de su historia que nunca se han detenido a pensar.

Por ejemplo, jamás se les ha ocurrido la razón por la que varios países más allá de la URSS se volvieron socialistas o se alinearon al bloque soviético, y se deba a que Cuba mandó tropas a varios países para instaurar más dictaduras comunistas de partido único.

El argumento que el gobierno cubano revolucionario daba, era por cuestiones de “internacionalismo proletario” y supuestamente apoyar a los países del tercer mundo a alejar la injerencia de las potencias capitalistas, dando apoyo a la población local para implantar un estado socialista, generalmente con apoyo soviético y de la Alemania oriental.

Hubo intervención en los siguientes países (al menos son las más reconocidas):

Argelia, durante la guerra de las Arenas en 1963 (conflicto armado que se libró contra Marruecos).

Siria, en 1973 con la guerra de Yom Kippur dándole apoyo a la coalición anti-Israel, aun cuando hay personas que siguen creyendo que el sionismo es comunista o que la Cuba comunista apoyó el sionismo (cuando Cuba votó en contra de la resolución de la ONU para permitir la partición del Mandato de Palestina en 1947).

Angola, fuerzas cubanas ingresaron al país en la Operación carlota (considerada la mayor operación militar cubana en el extranjero), en la que buscaban sostener un régimen socialista en medio de la guerra civil, donde también intervino Sudáfrica, en aquel entonces, bastión anti-soviético en el continente.

Etiopía, durante la guerra civil que azotó el país contra los insurgentes somalíes para sostener el régimen socialista. Se llegaron a estimar 9000 cubanos en Ogaden.

Zaire (hoy República Democrática del Congo), donde tropas cubanas llegaron desde Tanzania sin mucho éxito durante la crisis del Congo.

Con el colapso de la Unión Soviética, las intervenciones militares cubanas en el extranjero cesaron.

Probablemente los activistas de extrema izquierda cuando sepan esto o lo nieguen o lo adornen con eufemismos como el gobierno cubano ha hecho.